Golondrinas en El Carbayu

Golondrinas en El Carbayu

Así de perplejas estaban estas golondrinas (andarines o andolines como también se llama a la Hirundo rustica) descansando en los cables de la electricidad de la calle de El Sucu, mientras contemplaban nuestras casas. Y no es extraño, ya que estás aves tienen un increíble sentido de la orientación y de la memoria que lo usan habitualmente para reutilizar su nido del año anterior.

Así que pudiera darse el caso que estas inquilinas de El Carbayu llevasen dos veranos esperándonos como vecinos en las casas en las que están hospedadas (porque efectivamente hace DOS VERANOS que tenían que habérnoslas entregado).

El caso es que después del verano llega el otoño y el invierno, y aunque las golondrinas emigren lejos a tierras más cálidas, la obra a medio hacer queda ahí en Lugones, parada y estropeándose día tras día, con humedades y hongos como los que ya han hecho acto de presencia a pesar del buen tiempo reinante estos últimos días.

humedad en los chalets

humedad en los chalets

A pesar de todo, llevamos invertido demasiado dinero, tiempo, y molestias, para dejarnos desilusionar por estos problemas. Así que, aunque unos sigan desaparecidos, otros se escondan de nosotros y otros digan no saber nada, nosotros seguiremos aquí dando a conocer al mundo la historia de esta presunta estafa, para que a “esos” les caiga la cara de vergüenza (muy poco probable) y para que no le pase a nadie más.

Y esto sólo es el principio, porque ya lo decía Don Quijote: “Una golondrina sola no hace verano”

golondrinas contemplando la urbanización de El Sucu

golondrinas contemplando la urbanización de El Sucu

 

Puedes dejarnos tu COMENTARIO AQUÍ.

Anuncios