Hay varios tipos de “pobres desgraciados” …

Unos son aquellos que, atónitos, ven como se llevan el dinero de toda su vida delante de sus propias narices, mientras los presuntos estafadores (y/o presuntos colaboradores necesarios) se pavonean, se mofan y se ríen …

Otros, son aquellos que, mientres les quitan la casa de su vida, aguantan estóicamente el cínico discurso de: “el banco no pone ladrillos” o “el banco no construye” o “el banco no se dedica a hacer viviendas” o “el banco no vende casas” … cuando es público y notorio que SAYTE lleva construyendo 30 años (y viviendas desde los años 80: por ejemplo en Coslada), o cuando la propia WEB oficial del banco anuncia a GTE y a INMOSELECCIÓN como parte esencial de la entidad …. o cuando la prensa habla frecuentemente del grupo VILAMAR (100% grupo BANCO PASTOR) .

Y luego están aquellos “pobres desgraciados” que son menospreciados, ninguneados, humillados por los poderosos de forma pública y osténtorea (certera y genial palabra inventada por Jesús Gil, procedente del cruce feliz entre ostentoso y estentóreo). Nos referimos a esos casos en que se ríen de las pobrezas y limitaciones de la gente, mientras “ellos” alardean y exhiben sus poderes y posibilidades. Un subcaso especialmente grotesco es cuando implican a los hijos en la burla y el desprecio:

¿no puedes comprar una casa en condiciones?… ¿eres tan poca cosa que no eres capaz de hacer feliz a tu hijo? … ¡¡Déjate de cumpleaños chorras y compra una casa en condiciones!! … no seas un “pobre desgraciado” y ¡¡Lleva a tu hijo a vivir a un lugar feliz!!

DÉJATE DE CHORRADAS: Lleva a vivir a tu hijo a un lugar feliz <br /> (un consejo del "Banco Pastor")

................. DÉJATE DE CHORRADAS: Lleva a vivir a tu hijo a un lugar feliz ................. (es un consejo del grupo "Banco Pastor")

Impresionante como se burla de los infelices ¿verdad?. Increible el mal gusto de la campaña publicitaria y la indignante utilización de la figura de los niños para cuestionar a los padres que no pueden permitirse vivir en “sus casas” presentando a la inmensa mayoría de las familias como “chorras” e infelices.

Como bien dijo FACUA en su día, el mensaje implícito en el anuncio traslada a los niños que: no vivir en un lugar feliz es responsabilidad de sus padres. Al tiempo que ridiculiza los esfuerzos de millones de familias, presentando como chorrada cualquier fiesta de cumpleaños con regalo inferior a una de “esas casas”.

¿Quién puede hacer un anuncio tan chabacano? de tan mal gusto y tan grosero.

 Efectivamente, “ellos”:

VILAMAR: 100% grupo Banco Pastor

VILAMAR: 100% grupo Banco Pastor

Que “más o menos” (y con algún matiz) son los mismos que te embarcan en comprar una casa (a presuntos sinvergüenzas, que ellos conocen de sobra), poniendo bien grande a la entrada de la obra su nombre, prestigio, historia y “buenhacer de años”, para luego con presuntos “artificios y subterfugios legales” quedarse con la casa que te han “vendido” y que tú has pagado en plazo y forma.

posdata:
¿Alguien encuentra algún cinismo o sarcamo entre ….  este anuncio, el grupo “Banco Pastor” y la situacion de la urbanización de chalets pareados y adosados de El Sucu en El Carbayu (Lugones)?.

 

Puedes dejarnos tu COMENTARIO AQUÍ.

Anuncios