Banco Popular


gaseoducto bajo las casas de El Carbayu (Llugones)

gaseoducto bajo las casas de El Carbayu (Llugones)

Cuando hablan de NUESTRAS casas de la urbanización de chalets pareados y adosados de El Sucu en El Carbayu (Lugones), frecuentamente se olvidan de mencionar la servidumbre y restricciones a las que están sometidas por estar construidas sobre una de las principales arterias gasísticas de Asturias.

gaseoducto atravesando El Sucu (El Carbayu-Llugones)
gaseoducto atravesando El Sucu (El Carbayu-Llugones)

Sin duda, para este nuevo tipo de corsarios carece de importancia (y de valor económico) la colección de variadas prohibiciones, restricciones y limitaciones en una amplia franja de seguridad a ambos lados del gaseoducto.

La servidumbre permanente que permite el libre acceso del personal y equipos necesarios para poder mantener, reparar o renovar el gaseoducto, así como de realizar las obras superficiales o subterráneas que sean necesarias (así como la posibilidad de instalar permanentemente hitos, tubos o nuevas instalaciones, ocupación temporal del terrenos, liberacion de obstáculos para obras ….), no son dignas de recuerdo ni mención para estos vendedores de pacotilla.

Ahora, conociendo ya las restricciones de seguridad, podeís empezar a sospechar por qué han desaparecido esos árboles tan bonitos y decorativos que poblaban la parcela en todas las infografias, planos y maquetas. O por qué los sotanos no son aprovechables como garaje para los coches, y hay que mojarse cada vez que vienes cargado del supermercado en un día lluvioso (bastante feecuente por aquí).

gaseoducto bajo las casas de El Carbayu (Llugones)

vista NORTE de las casas de El Sucu en El Carbayu (Llugones)

gaseoducto bajo las casas de El Carbayu (Llugones)

vista SUR de las casas de El Sucu en El Carbayu (Llugones)

Otro día con más tiempo pondremos algunos párrafos del informe “ad hoc” de ENAGAS (realizado expresamente para esta obra), y adjuntaremos algunas fotos que demostrarán el cumplimiento de las restricciones impuestas.

Para finalizar hoy, rebajar la tensión del artículo y quitar hierro al tema, ajuntamos unas magníficas fotos (una de Ricardo Solís y otra de Sergio López) de la espectacular fuga de gas en una pequeña tubería del centro de Aviles acurrida el pasado verano. A pesar del aparatoso despliegue de policía, bomberos, ambulancias y operarios, y después de desalojar toda una manzana del centro de Avilés, y tras una hora para controlar el impresionante escape de gas (pese a tratarse de una pequeña tuberia) …. no hubo que lamentar ninguna desgracia.

fuga de gas en Avilés (foto: Ricardo Solís)

fuga de gas en Avilés (foto: Ricardo Solís)

fuga de gas en Aviles (foto: Sergio López)

fuga de gas en Aviles (foto: Sergio López)

puedes dejarnos TU COMENTARIO AQUÍ

Anuncios
let's look in this closet

let’s look in this closet

La siniestra expresión inglesa “everybody has a skeleton in their closet” (o “cupboard”), pasó al castellano como “tener un cadaver en el armario” con el significado de tener un secreto inconfensable escondido y oculto a la sociedad.

Supongo que distintas evoluciones del dicho dio lugar a “salir del armario” (cuando se hace publico el secreto), y “tener un muerto” (por un problema irresoluble y persistente, ….que posiblemente acabe en el armario).

Todas esas “frases hechas” son aplicables a las casas de la urbanización de chalés pareados y adosados de El Sucu en El Carbayu en Lugones (casas que fueron TODAS vendidas hace más de 6 años, pagadas fehacientemente en plazo y forma según contrato, y que a día de hoy aún siguen sin haber sido entregardas las viviendas a sus legitimos compradores ni devuelto el dinero pagado, todo ello envuelto en complejos procesos judiciales que acabarán por dar la razón a las víctimas, si es que aún existe algo de justicia).

skeleton in the cupboard

skeleton in the cupboard

Por ello, hoy iniciamos una seríe de mini-artículos desvelando (sacando del armario) los muertos que encierra esta obra: fallos garrafales en el diseño, errores constructivos, negligencia, dejadez, desidia, obstinada procrastinación … ¿y cómo no? unas gotas (más bien chorros) de presuntas: malas intenciónes, ganas de engañar, y de “pasarle el muerto” a otro.

Si os interesa conocer las taras congénitas del proyecto, las negligencias e incompetencias en el desarrollo del mismo, y las consecuencias que todo esto irá teniendo en las sucesivas sentecias judiciales, inspecciones ténicas y permisos administrativos … no dejeis de pasar por aquí las próximas semanas.

Para empezar, con ánimo de ser desagradable y repulsivo pero también con intención de ser literal al título de este artículo “los muertos que esconde esta obra” empezamos con uno putrefacto, hediondo e infecto que se ha descompuesto y desintegrado por todas y cada una de las tuberías, cañerias y desagües de estas casas, y también por todos sus sótanos (despues de la inundación permanente desde el año 2008).

Por supuesto, no es nuestra intención que cuando usted (o su hija) se sienten en el baño, piensen en los asquerosos y nauseabundo microbios, bacterias, hongos u otros microooganismos que quizás puedan seguir acechando en forma de colonias en cualquier ranura o rendija de las casas.

[las personas especialmente sensibles o escrupulosas, mejor que no miren las fotografías que siguen]

 Los muertos que esconde la obra de El Sucu en El Carbayu


Los muertos que esconde la obra de El Sucu en El Carbayu

 Los muertos que esconde la obra de El Sucu en El Carbayu


Los muertos que esconde la obra de El Sucu en El Carbayu

Los muertos que esconde la obra de El Sucu en El Carbayu

Cadaver canino descompuesto y desintegrado en la obra d’El Sucu n’El Carbayu

 Los muertos que esconde la obra de El Sucu en El Carbayu

Cadaver canino descompuesto y desintegrado en la obra d’El Sucu n’El Carbayu

 

puedes dejarnos TU COMENTARIO AQUÍ

 

« Página anterior